Estrategia
Fecha de lanzamiento: 16/04/2019
Plataformas: PC 
Editions: Standard /Complete / Pioneers
Mayores de 12 años

El último título de esta famosa franquicia, que ha ganado adeptos a lo largo de 20 años, vuelve con todo: si eres de los que pueden perderse en la aventura de construir una ciudad y hacerla crecer durante horas, sin siquiera darte cuenta del paso del tiempo, Anno 1800 es lo que estabas buscando. 

Argumento:

Un city builder como muchos otros, en su concepto base: empezar de la nada misma, con sólo unas monedas de oro y materiales de construcción en la bodega de un barco, para llegar a convertir tu ciudad en la más poderosa y centro de un imperio comercial. Porque estamos ahora en pleno siglo XIX y la Revolución Industrial ha llegado. El mundo ya no será el mismo y la vida de sus habitantes se hará cada vez más compleja, más atractiva y también más conflictiva. Tensión política, opresión, libertades y derechos, expansión y competencia comercial: son muchos los desafíos a enfrentar, quizás demasiados al mismo tiempo. Y ya no sólo en un continente: la exploración y las rutas comerciales te llevarán al otro lado del Atlántico, a América. 

Lo más destacable de Anno 1800:

Hay tres elementos nuevos que se suman a los clásicos de la serie Anno: las expediciones, la colonización y el desarrollo y uso de mano de obra. Y todo esto, debido al contexto en el que se desarrolla este juego. La Revolución Industrial complejizará el mundo y sus relaciones.

Ahora, los granjeros y leñadores de tus campos progresarán y querrán vivir una mejor vida, con mayores comodidades. Irán a la ciudad, donde ciertos lujos estarán disponibles y querrán disfrutarlos. Serán ahora clase trabajadora, produciendo cada vez más para poder tener más. No sólo casas más bonitas y cómodas: también podrán acceder a entretenimiento, bares o restaurantes, medios de transporte más rápidos y modernos y hasta mejores ropas. Sus puestos de trabajo en el campo, deberán ser reemplazados por otros, que sigan haciendo girar la rueda. Porque siempre necesitaremos materias primas.

Aunque ahora, aquello que se produce requiere de más elementos. Y la cadena de producción comienza a ser más compleja, cuanto más complejo es ese producto final. La gestión de la mano de obra en fábricas no es tarea sencilla y en Anno 1800  procura hacerlo de manera realista: a lo largo del juego podremos encontrarnos con conflictos laborales y huelgas que habrá que saber manejar. Tu estrategia determinará el resultado.

Volviendo a la cadena de producción, esto también trae sus problemas, porque no todas las materias primas están a nuestro alcance. A veces, se pueden conseguir en un sólo lugar, en tierras más lejanas. Y es aquí cuando aparece la necesidad de expansión o de comercio. 

La expansión traerá el inicio de cero en otro lugar, que habrá que habitar y hacer crecer, paso a paso (obvio, sin descuidar a los habitantes de tu gran ciudad, que además irán subiendo posiciones en la escala social y tendrán más y nuevas necesidades). El comercio te llevará a generar tratos con otros gobernadores y a desarrollar rutas comerciales. Así que, necesitarás de barcos, pero también de fragatas que protejan tu flota porque los ataques de piratas nunca faltan en los mares. 

Y serán los barcos los que te lleven a los otros dos elementos nuevos de esta edición. Primero, un nuevo continente: la colonización de América es un nuevo desafío. Pero además, en un época en que el espíritu explorador está en auge, salir en expedición a buscar animales exóticos o piezas de otras culturas y civilizaciones con las que completar un museo, es una tarea más a desarrollar. Tendrás como objetivo abrir un zoo y un museo en tu ciudad y estas exploraciones te ayudarán a cumplirlo. Dependiendo de cómo hayas preparado tu embarcación y qué tripulación hayas elegido, tendrás éxito o no en cada viaje de descubrimiento.Con el éxito, llegan las recompensas, por supuesto.

Lo sabemos: puede ser abrumador. Y lo es. Hay momentos en que son tantos los frentes a resolver que parece imposible. Sin embargo, el juego es tan divertido y atrapante, que incluso sintiendo que se está a cuatro manos, uno continúa y vale la pena.

Anno 1800 también incorpora una campaña, que se destaca por su nivel narrativo, que te irá acompañando en la primera mitad del juego y funcionará a modo de tutorial: es ideal para que los novatos no se sientan perdidos, pero también es interesante y no aburre a quienes pueden tener más experiencia en este tipo de juegos.

Y por último, pero no menos importante, queremos destacar su diseño, sus gráficos, su belleza. Realmente, es impactante. Uno puede pasar momentos sólo apreciando y admirando cada detalle de la vida de esas ciudades que hemos construido. El despliegue es fantástico, visualmente es hermoso y la banda sonora acompaña muy bien toda la experiencia. 

Lo que mejoraríamos:

Si bien ANNO 1800 cumple todas las expectativas, hay algunas cosas que podrían ser un poco mejor. 

Hay cierta estructura de juego que puede calificarse de conservadora o aburrida: por ejemplo, las tareas secundarias que dan recompensas, pero que no son especialmente complicadas, sino más bien básicas y que pueden terminar siendo aburridas. Y al repetirse, esto trae cierta monotonía al juego.

Otro detalle, que creemos que podría haber sido aprovechado más a fondo, es la colonización de América. La forma de actuar en uno y en otro continente no cambia, es la misma. Sí cambian las materias primas, la música pero la esencia es igual. Se podría haber desarrollado mejor el contacto con los locales, con los nativos y el manejo y distribución de los recursos naturales.

Es probable que a lo largo del juego tengas que hacer frente a una guerra. Y hay que ser honestos: éste no es el punto más fuerte de la franquicia. Las flotas de barcos no tienen muchas opciones, no hay mucho desarrollo de estrategias y básicamente para ganar hay que mandar todos los barcos a la vez. No es lo más atractivo e interesante. 

Tampoco hay control sobre las rutas comerciales por mar: están preestablecidas, lo que te obliga a cruzarte con los piratas, por supuesto.

Pero quizás el punto más grave es que no hay detalles de cuánto se recibe por cada recurso que se comercia. Y si decimos que es grave, es porque este juego va de comercio, justamente. Haría falta información más clara para el usuario. 

Más allá de todo estamos frente al mejor y más completo juego de la saga Anno: apasionante, sumamente divertido, súper adictivo y de una belleza deslumbrante. Sólo tienes que contar con tiempo, porque una vez que empieces ya no podrás parar.